Armada cubana de boxeo ilumina a Japón con sus puños

TOKIO.-Cuatro boxeadores cubanos han escalado el ring hasta la noche de este miércoles y los cuatro bajaron del encerado con victorias. A las primeras de Roniel Iglesias y Julio César la Cruz, Cuba pudo disfrutar en las primeras horas de ese día, noche aquí, de los triunfos de Lázaro Álvarez, en los 57 kilogramos, y el de Arleen López, en su nuevo peso de 81.

«Me sentí muy bien, sabía que tenía que hace una pelea con mucha seguridad en el golpeo y en ms desplazamiento para abrir la guardia del boxeador iraní, que es incomodo porque es muy escurridizo.

«En el primer asalto me di cuenta que iba con ventaja, y en un cruce de golpes él tuvo una cortadura, en tanto yo seguía mi plan táctico de ubicar mis puños con certeza en su rostro, sin arriesgar nada, pero proponiendo el combate», afirmó Álvarez en la zona mixta, minutos después.

Y así fue, poco pudo hacer su contrario, Daniyal Shahbakhsh, ante la maestría del tricampeón mundial y dos veces medallista de bronce olímpico. Ese primer round al que se refería el pinareño quedó en las boletas de todos los jueces con balance favorable de 10-9, y al detenerse el pleito, por la herida del púgil persa, también iba delante en esas planillas, de manera que fue inobjetable su victoria.

Al guantanamero López se le vio muy inspirado en el cuadrilátero. «Sí, me motivó mucho este primer enfrentamiento, pues llevamos un considerable tiempo fuera del ring, y volver a un esenario como este es algo que esperábamos. Yo salí hacer mi combate, siempre el estreno es difícil, hay expectativas, pero solo había que demostrar allá arriba quién es el campeón, más nada. Así fue y así seguirá siendo en los sucesivo».

Tuvo palabras para sus compañeros de equipo, en quienes confía plenamente. «El primer día llegaron las primeras victorias, en etse segundo dos más. El grupo está muy bien preparado y con ansias de darlo todo, sabemos nuestra responsabilidad y cumpliremos», precisó.

El campeón olímpico de Rio de Janeiro en la división inmediata inferior, los 75 kilogramos, saldó su duelo frente al argelino Mohammed Houmri, con vasta solvencia, a recibir la votación unánime de los imparciales, incluso con veredictos que mostraron su total dominio: uno le dio el éxito por 30-27, tres por 30-26 y el último lo vio solo a él: 30-25.

Cuando usted lea estas líneas habrá visto al superpesado Dainier al filo de las cinco y 15 de la madrugada, pero mañana regresarán Roniel Iglesias, Arlen López y Julio César la Cruz, todos con rivales de más envergadura.

 Iglesias ante Delante Johnson, campeón mundial juvenil en San Pettersbrgo-2016, donde también ganó Pero, y bronce en los Panamericanos de Lima-2019, donde vio vencer a su adversario de este viernes.

López se medirá con el mexicano Rogelio Romero, cuyo aval pasa por las medallas de bronce en los Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, en 2014, y en los Panamericanos de Toronto, en 2015.

Fue eliminado en Rio de Janeiro-2016 en su primera salida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *