Artistas e intelectuales de Sancti Spíritus: Lo primero que hay que salvar es la Revolución

Reconocen los artistas e intelectuales de Sancti Spíritus
tras conocer los sucesos acontecidos en diferentes puntos de la geografía cubana este domingo

sancti spiritus, cuba, mafia anticubana, bloqueo a cuba, subversion contra cuba, miguel diaz-canel
Marco Antonio Calderón, presidente de la Uneac en Sancti Spíritus.

Respaldar la obra humana y social más justa que se ha construido en América Latina en los últimos 60 años es el compromiso que agrupa al gremio artístico e intelectual de Sancti Spíritus, tras escuchar por el propio presidente de la República, Miguel Díaz- Canel lo ocurrido este domingo en algunos sitios de nuestro país.

“Lo primero que hay que salvar es la Revolución porque nunca se puede poner en juego —reconoce Jairo Alberto Pacheco, jefe de la filial de Cine, Radio y Televisión del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac)—. Y es cierto que el país atraviesa un contexto de pandemia y ni aun así ha olvidado a las personas más humildes. Ejemplos tenemos varios como quienes han acercado los alimentos a los más vulnerables y el no negar jamás la asistencia médica, aunque halla escasez de medicamentos”.

Similar opina el escritor y presidente del gremio de artistas e intelectuales espirituanos, Marco Antonio Calderón, quien siempre prefiere volver al legado de José Martí, quien ha sido luz para comprender los tropiezos lógicos de la vida.

“Si no hay una unidad ideológica, de principios, de identificar cuáles son las causas reales de por qué nuestro contexto está tan complicado no hay manera de enfrentar toda esa guerra que es histórica y que desde hace años tiene un solo fin: adueñarse de Cuba. Por eso, tenemos que coincidir las mismas personas que amamos el proyecto del porvenir.

sancti spiritus, cuba, mafia anticubana, bloqueo a cuba, subversion contra cuba, miguel diaz-canel
Jairo Alberto Pacheco, jefe de la filial de Cine, Radio y Televisión del Comité Provincial de la Uneac.

“La disidencia en Cuba nunca ha tenido posibilidades porque nunca ha tenido líderes creíbles con ascendencia dentro de la población”.

Sobre ese asunto alerta Jairo Alberto, miembro también de la Asociación Hermanos Saíz, (AHS) que urge desterrar sentimientos negativos que fragmentan, cuando el amor siempre salva.

“Es doloroso que una minoría quiera representar a la mayoría de un pueblo que con un 86 por ciento aprobó la actual Constitución de la República y que encuentra el espacio de diálogo siempre con sus máximos líderes”.

Ambos creadores espirituanos también concuerdan en que la verdadera intervención humanitaria que precisa Cuba es el definitivo levantamiento del bloqueo económico financiero impuesto por los Estados Unidos.

“Lo que ha sido una batalla inmensa para las grandes potencias mundiales: encontrar vacunas que contrarresten los efectos de la pandemia, también lo logró esta Isla pequeña y bloqueada. De cinco candidatos vacunales, dos ya son vacunas. En cambio, tenemos una gran paradoja no tenemos al alcance de la mano componentes para producirlas a gran escala e iniciar la vacunación masiva. ¡Cuánto no pudiéramos lograr si no existiera el bloqueo!”, afirma el joven realizador radial.

Igualmente, alega que quienes tengan criterios, dudas y opiniones encontrarán como ha sucedido durante más de 60 años espacios de diálogos sinceros.

“Los verdaderos cubanos jamás han cedido y, por tanto, ahora mucho menos puede suceder”, alertó Marco Antonio Calderón, presidente del Comité provincial de la Uneac.

Otra idea en la que Jairo Alberto, joven de sólo 36 años refiere que debe primar como referente de esta nación.

“Resistir de manera proactiva, desarrollarnos y construir una sociedad socialista, próspera y sustentable. Siempre con nuestra verdad por delante, con las esencias de ser una obra humana, social, donde nadie es olvidado y donde jamás se podrá borrar que ni en los momentos complejos como los actuales se deja a un lado a alguno de sus hijos”, concluyó el multipremiado director radial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *