Cuba: Rigor acompaña desarrollo de candidatos vacunales contra COVID-19

Este 18 de agosto se anunció Soberana 01, un candidato vacunal cubano contra la dolencia, cuya primera etapa de ensayos clínicos comenzará el 24 de agosto

El estudio persigue evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad del candidato en  un esquema de dos dosis.
El estudio persigue evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad del candidato en un esquema de dos dosis.

Cuba avanza de manera acelerada en el desarrollo de candidatos vacunales para enfrentar la pandemia por la COVID-19, pero con el máximo rigor en cada uno de los procesos regulatorios, aseguraron este jueves especialistas de este país.

‘Podemos avanzar con celeridad a partir de apuestas acertadas, con plataformas tecnológicas que tienen un desempeño de muchos años, por lo que dan seguridad y tranquilidad’, afirmó el Yury Valdés, director adjunto del Instituto Finlay de Vacunas.

El especialista explicó en el espacio televisivo Mesa Redonda que los científicos cubanos han logrado avances en varios proyectos de candidatos vacunales contra la COVID-19, enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, en solo tres meses.

El 19 de mayo, las máximas autoridades de esta nación caribeña hicieron un llamado a los profesionales de la ciencia en Cuba para producir una vacuna nacional, ‘un tema de soberanía para el país’, agregó Valdés.

Desde entonces, los especialistas del Instituto Finlay de Vacunas, en alianza con otros centros nacionales de investigación trabajaron intensamente para obtener resultados a corto plazo.

Precisamente, este 18 de agosto se anunció Soberana 01, un candidato vacunal cubano contra la dolencia, cuya primera etapa de ensayos clínicos comenzará el día 24 y los resultados correspondientes estarán disponibles a inicios del próximo año.

Para desarrollar el fármaco, la investigación incluye a 676 personas de 19 a 80 años de edad.

El Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos precisó que el estudio será aleatorizado, controlado, adaptativo y multicéntrico, y persigue evaluar la seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad del candidato en un esquema de dos dosis.

‘Ningún tema ha generado tanto conocimiento e información en un periodo tan corto de tiempo (como la COVID-19), lo que le ha impuesto un desafío para la comunidad científica’, añadió el director adjunto del Instituto Finlay de Vacunas.

En los últimos ocho meses, más de 21 millones de personas de 185 países se han contagiado con la enfermedad y casi 800 mil perdieron la vida, cifras que van en aumento diariamente.

Desde que se diagnosticaron los primos casos con la COVID-19 en Cuba, el pasado 11 de marzo, se reportan tres mil 565 personas contagiadas con la enfermedad, un total de 88 fallecidos y dos mil 894 pacientes recuperados.

Desde el inicio de la pandemia, en este país se desarrolla un tratamiento preventivo con el aislamiento de los contactos de los casos confirmados y de personas sospechosas.

Se utilizan más de 20 productos de la Industria Biotecnológica y Farmacéutica cubana en todos los niveles de atención, desde las terapias en la comunidad y en los centros de vigilancia a personas sospechosas, hasta el tratamiento de los pacientes confirmados o aquellos que transitan hacia estadíos graves o críticos.

Cuba: lugar 30 entre 200 con un candidato vacunal contra COVID-19

Cuba es el país número 30 entre 200 en el mundo con un candidato vacunal, Soberana 01, que vence la primera etapa de desarrollo del producto, en la cual recibió la autorización para ensayos clínicos, afirmaron este jueves autoridades científicas.

El doctor Vicente Vérez Bencomo, director del Instituto Finlay de Vacunas, explicó en el espacio radioteleviso Mesa Redonda que el país venció ese primer escalón en tres meses, que en tema de coronavirus es un paso muy importante, reconocido por medios de prensa como el New York Times.

Vérez significó que se trata de un hito relevante por el rigor con que fue evaluado y por cumplir todo lo requerido, a pesar de acelerar el tiempo establecido para la creación de una vacuna.

Comentó que es el primero de Latinoamérica, el primero de un país pobre en recursos económicos, pero grande de espíritu y talento, ya que entre las naciones que cuentan con un candidato vacunal en fase similar están China, Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, Alemania, Australia y Japón, todos desarrollados y con multinacionales farmacéuticas conectadas.

El director del Instituto Finlay precisó que la creación de una vacuna tiene cuatro etapas: desarrollo farmacéutico del producto, seguridad, respuesta inmune y eficacia.

La primera es la más importante porque en ella está la autorización para poder usarla en ensayos clínicos con humanos, y la de eficacia, en la cual hay que demostrar que es capaz de proteger a las personas de la enfermedad, agregó.

Recordó que el pasado 19 de mayo el presidente, Miguel Díaz-Canel, en una reunión con la comunidad científica involucrada en la producción de medicamentos, convocó a los investigadores a encontrar una vacuna específica para tener la capacidad de defendernos contra el coronavirus SARS-CoV-2.

Tres meses después -recordó- Soberana 01 recibió la autorización por parte del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, entidad reguladora del país caribeño, para comenzar los ensayos clínicos de fase I/II el próximo 24 de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *