Ingredientes

    3 huevos
    1 taza de azúcar
    1 cucharadita de vainilla
    1 taza de harina
    1 1/2 cucharaditas de polvo de hornear
    1/4 taza de leche fresca
    1 lata (14 oz) de leche condensada
    1 lata (12 0z)de leche evaporada
    1 lata de crema de leche (crema para batir o media crema dulce)
    Fruta (fresas o duraznos) o flores y  crema chantilly para decorar.

Precalienta el horno a 350 F (170 C) grados.

Se colocan los huevos y el azúcar en un tazón mediano y se baten hasta que estén espumosos (3 minutos aprox.), agrega la vainilla y sigue batiendo a velocidad media hasta que la preparación este a punto de cinta o hasta que los batidores dejen huella en la mezcla. Cierne la harina y el polvo de hornear tres veces. Incorpora una tercera parte de los ingredientes secos a la mezcla. Agrega la leche fresca de un golpe e incorpora bien, agrega el resto de la harina.

Vacía a un molde redondo de 9.5 pulgadas (24 cm) de diámetro engrasado y enharinado y hornea por 25 min aprox. o hasta que al introducir un palillo este salga limpio.

Cuando el pan esté listo, sácalo del horno, déjalo reposar cinco minutos. Desmóldalo y con un palillo o tenedor haz algunos agujeros para que las leches penetren mas fácilmente. Inmediatamente licúa las leches, sepáralas por la mitad, (pon una mitad en el refrigerador) y agrega la mitad de la mezcla poco a poco hasta que el pan la absorba completamente. Déjalo reposar hasta que se enfríe completamente y ponlo en el refrigerador por una noche.

Decóralo con crema chantilly y fruta o flores. ¡Qué lo disfrutes!