Maradona se queda en la gente humilde

La relación de Maradona con Cuba se remonta a 1987, cuando visitó La Habana y conoció al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Ambos compartieron pensamientos, visiones e ideas relacionadas con las causas más apremiantes para la humanidad

maradona
Foto: Internet

El mundo llora a Diego Armando Maradona. El «genio del fútbol mundial», como lo bautizara el relator uruguayo Víctor Hugo Morales, falleció ayer, en Buenos Aires, a causa de un paro cardiorrespiratorio.

El Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, desde su cuenta en Twitter lamentó la pérdida: «25 de noviembre, día doblemente doloroso: cuatro años sin la presencia física de Fidel y hoy se nos va Maradona. Amigos hasta en la eternidad, ellos nos inspiran todos los días». «Triste noticia, Maradona, el Pibe de Oro, jugador único, amigo de Fidel, ha muerto. Cuba lo siente y le recordará siempre como el sincero amigo y el virtuoso futbolista que fue. Nuestras condolencias a familiares y amigos».

Alberto Fernández, presidente argentino, ante la noticia afirmó: «No puedo creerlo, estoy desolado». La estrella Lionel Messi a través de Instagram también expresó que «…nos deja, pero no se va, porque el Diego es eterno…». El Rey del fútbol, Pelé, afirmó en Twitter: «Perdí un gran amigo, un día espero podamos jugar juntos en el cielo».

La relación de Maradona con Cuba se remonta a 1987, cuando visitó La Habana y conoció al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Ambos compartieron pensamientos, visiones e ideas relacionadas con las causas más apremiantes para la humanidad. Diego siempre sostuvo que Fidel era un segundo padre para él y condenó las posturas hostiles de los gobiernos estadounidenses contra la Revolución Cubana.

El cuerpo del exfutbolista será velado a partir de hoy en la Casa Rosada, sede del Gobierno en Argentina, a donde podrá asistir el pueblo que tanto lo amó y le agradeció por aquel título mundial en México 1986. En Argentina también decretaron tres días de duelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *